5 de enero de 2022

ALERTA EN LAS PLAYAS CHILENAS POR FRAGATA PORTUGUESA

Habita en aguas cálidas y puede provocar problemas respiratorios y la muerte por paro cardiaco.


La fragata portuguesa mantiene en alerta a las costas chilenas. Tiene un color azulino y sus tentáculos pueden medir entre 10 y 50 centímetros. Ello les permite atrapar y paralizar a un pez grande, por ejemplo. Y en el caso de los seres humanos, su toxina puede generar un dolor intenso, parecido a una quemadura, y puede provocar problemas respiratorios y hasta un paro cardiaco.

 
El 31 de diciembre de 2021, la Seremi de Salud de Valparaíso decretó el cierre provisorio de 4 playas del litoral central: Aguas Blancas en la comuna de Puchuncaví, Playa del Deporte en Viña del Mar y Playas Chépicas A y B, en el Tabo. Pero esta medida fue retirada porque, según la autoridad, “en las labores de monitoreo efectuadas por la autoridad marítima, no se han avistado nuevas especies de fragata portuguesa desde el 31 de diciembre pasado”.


Pero en Coquimbo el panorama es muy diferente. El seremi de Salud, Alejandro García, dijo que “lamentablemente apareció este hidrozoo, que -en realidad- es una colonia y tiene un veneno contenido en sus extremidades, lo que es bastante peligroso para la comunidad. Sobre todo, para los niños que son bastante curiosos. Este animal se pega con sus tentáculos y tiene un resultado urticante, que -dependiendo de las características de la persona- puede ocasionar shock anafiláctico, dificultad respiratoria y llegar a causar hasta la muerte”.


Agregó que un bañista fue picado por la fragata portuguesa en el balneario de Tongoy. Por fortuna, no presentó mayores complicaciones, pues fue atendido a tiempo en un CESFAM de la zona. Además, no descartó que se prohíba a las personas bañarse en dicho lugar o en Guanaqueros. “Hemos encontrado ejemplares, pero no es constante. El número ha sido bajo y la frecuencia de su aparición no ha sido importante. Por lo tanto, no hay riesgo. Pero si hay un aumento, tendremos que decretar el cierre de playas”.


Playas cerradas

Los balnearios que aún mantienen el cierre por la presencia de fragata portuguesa, son: Quilliruca y La Luna en Puchuncaví, desde El Faro hasta Peñuelas en la región de Coquimbo y la playa Cachagua en la comuna de Zapallar. Todas ellas tienen prohibición de baño y de practicar cualquier tipo de actividad recreativa.

En caso de no respetar las normas, las personas arriesgan multas que van desde 2 hasta 1.000 UTM, es decir, entre 108 mil y más de 54 millones de pesos.