28 de julio de 2014

COMITIVA VISITÓ CENTRO PENITENCIARIO FEMENINO

Una comitiva compuesta por la Directora Regional del Servicio Nacional de la Mujer, Sernam, Marianne San Francisco Cerezo, representantes de la Unidad Nacional de Protección y Promoción de Derechos Humanos y de la Unidad de Género de Gendarmería, visitó el Centro de Cumplimiento Penitenciario Femenino de Antofagasta, CPF, para así ver en terreno la realidad […]

Una comitiva compuesta por la Directora Regional del Servicio Nacional de la Mujer, Sernam, Marianne San Francisco Cerezo, representantes de la Unidad Nacional de Protección y Promoción de Derechos Humanos y de la Unidad de Género de Gendarmería, visitó el Centro de Cumplimiento Penitenciario Femenino de Antofagasta, CPF, para así ver en terreno la realidad en que viven las mujeres privadas de libertad, y en especial la de mujeres migrantes.

La visita tuvo como propósito establecer los vínculos necesarios para avanzar en la promoción y protección de los derechos de las mujeres privadas de libertad.

“Las mujeres pierden su libertad, pero no la dignidad. Es por ello que hago un llamado a las mujeres de nacionalidad extranjera a acercarse a las oficinas del Sernam lugar donde serán debidamente asesoradas en materias como violencia intrafamiliar, derechos laborales, de regularización de documentos, de acceso a la educación y prestaciones en salud. Cuando sean materias que no tengan directa relación con la oferta programática del Sernam, serán debidamente orientadas y derivadas a los organismos competentes”, afirmó San Francisco.

En el CPF existe una población femenina de 122, de las cuales 14 son extranjeras y de este número dos son madres de nacionalidad boliviana, insertas en el Programa de Residencia Transitoria, a fin de estar más tiempo con sus hijos e hijas menores de un año, con extensión a un año y medio.

Por su parte, los profesionales de Gendarmería visitarán otros recintos penitenciarios de mujeres con asiento en las comunas de San Joaquín, San Miguel, Talca e Iquique para avanzar en una política de inclusión para detectar brechas, establecer vínculos con organismos locales y trabajar en conjunto para disminuir estas desigualdades.