21 de octubre de 2021

Facebook cambiará de nombre para “mejorar las cosas”

La idea es que la empresa de Zuckerberg deje de utilizar el nombre de la red social.


Han sido meses muy movidos para Facebook entre acusaciones de monopolio, censuras de contenido, intervención de publicaciones, denuncias de ex empleados y hasta caídas masivas, situaciones que sin embargo no afectan a la popularidad de sus distintas plataformas de redes sociales.

Y debido a todo lo anterior es que Mark Zuckerberg tiene pensado cambiar el nombre de la empresa que actualmente se vale la red social madre para llamarse. Pero ojo que no hablamos de una idea loca por ahí y que quizás se materialice en algún momento, porque esto ocurrirá a más tardar la próxima semana, según apunta The Verge.

Claro que como en Facebook Inc. no son amigos de reconocer sus problemas, aseguran que este cambio de nombre tiene que ver con la construcción de su “metaverso” esa palabra tan usada por estos días y que en simple busca meter en una gran bolsa todo el contenido afín.


Y en este caso la empresa es la bolsa y lo que va dentro de ella sería Facebook, WhatsApp, Instagram, Oculus y todas las demás que Zuckerberg cree o compre de aquí en adelante, porque estamos claros que millones no le faltan para seguir expandiendo sus dominios.

Pese a esta intención de cambiar el nombre que agrupe a todas las demás, con el nivel de penetración que tiene la marca Facebook mundialmente, es prácticamente imposible que una vez realizado el cambio alguien deje de llamar Facebook a todo lo que tenga olor a Mark Zuckerberg.

Ya sucedió lo mismo con Google, por ejemplo, que una vez que comenzó a explorar otras áreas de desarrollo decidió cambiar de nombre a Alphabet, que es la cabeza del holding que actualmente poseen. Pero, sinceramente, ¿quién dejó de llamar Google por Alphabet?.

Quizás este cambio tenga un mayor efecto en el área legal o de negocios, pero para la gente común y corriente como nosotros, que utilizamos días a día sus servicios, es y seguirá siendo Facebook, por más que intenten “meternos” otro nombre en la cabeza y mucho menos los problemas se alejarán de ella, porque eso no se arregla con un cambio cosmético.