28 de diciembre de 2021

MÁS DE 50 INCENDIOS FORESTALES EN EL PAÍS: LA ARAUCANÍA ES LA REGIÓN QUE SE HA VISTO MÁS AFECTADA

En Puerto Montt, voluntarios de Conaf de Los Lagos acusaron haber visto a un hombre comenzar con el fuego.


Desde este fin de semana se han registrado 56 incendios forestales a lo largo del país, según informó la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI) y la Corporación Nacional Forestal (CONAF). De estos, 19 siguen activos, 35 ya fueron controlados y dos se ellos lograron extinguirse.

El panorama en regiones tiene a La Araucanía como el territorio más afectado con 9 mil hectáreas completamente consumidas por las llamas, seguida de Ñuble con 1.600, en la comuna de Quillón, lugar en el que se mantiene activo el foco de incendio y en tercer lugar, la región de O’Higgins, que registra 922 hectáreas destruidas.

CONAF también alertó que en Los Lagos, 14,75 hectáreas han sido consumidas por las llamas, que ha significado la evacuación de 20 familias. Según el director de CONFAF de Los Lagos, Jorge Aichele, luego de que comenzara el primer foco, “en el sector de Alerce, nuestros brigadistas pudieron observar a una persona que estaba encendiendo fuego, y ese fuego dio origen al segundo foco que tuvimos que combatir”.

Ante una intencionalidad de un tercero, el alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, anunció que presentará acciones legales en contra de quienes resulten responsables. “Vamos a colocar los recursos jurídicos que estimemos convenientes. Esto no puede ser. Aquí la responsabilidad es de dos, es de las autoridades, pero también es de la comunidad”, agregó. 

Mientras que en el sector de Coyando, en la comuna de Quillón, si bien ya se había logrado controlar a los dos focos de incendio, uno de ellos se reactivó, lo que generó que ONEMI solicitara la evacuación inmediata de los habitantes del lugar, en el que trabajan voluntarios de Bomberos, personal de Carabineros y CONAF,  junto al sobrevuelo de helicópteros que lanzan agua en sectores que concentran más nivel de fuego y así evitar que las llamas lleguen a las casas.