15 de febrero de 2022

¿POR QUÉ HAY QUE LAVAR LA ROPA NUEVA ANTES DE USARLA POR PRIMERA VEZ?

Los expertos en afecciones cutáneas advierten que utilizar la ropa nueva sin un lavado previo puede ocasionar erupciones, irritación y picazón en la piel. Cuáles son los tips para evitarlos.


El primer impulso que solemos tener al comprar una nueva prenda, es estrenarla cuanto antes. No obstante, los especialistas en dermatología desaconsejan usar la ropa nueva sin antes someterla a un lavado previo.

Algunos estudios evidencian que los consumidores no acostumbran a lavar la vestimenta antes de darle el primer uso. De hecho, se estima que el 44,7% cae en ese grupo.

En diálogo con el medio británico The Sun, el dermatólogo especializado en alergia Faheem Latheef repasó los motivos por los cuales es de vital importancia asear las prendas nuevas antes de vestirlas por primera vez.

Según observó el especialista, existen diversos tipos de gérmenes que pueden reproducirse en la ropa nueva, provocando afecciones en aquellas personas que no tengan un sistema inmunitario lo suficientemente fuerte.

Diferentes tipos de microbios sobrevivirán en la ropa durante períodos de tiempo variables y es difícil saber si las personas o las superficies con las que te encuentras se ven afectadas”, explicó Latheef.

En ese sentido, el experto clasificó los microbios en tres tipos de categorías de acuerdo a sus características específicas y su interacción con el cuerpo humano: las bacterias, los virus y los hongos.

A la hora de analizar la primera clase microbiótica, el doctor manifestó que “el estafilococo puede provocar una infección y es más probable que afecte a las personas con eccema y provoque brotes”.

A propósito de los virus, Faheem Latheef indicó que “las verrugas también son causadas por un virus, y el VPH también, y pueden propagarse a través del contacto compartido, aunque es menos probable”.

En tercer lugar, el dermatólogo alertó que “los hongos son una causa muy común de erupciones en la piel y picazón según la parte del cuerpo que afecten”. “Estos pueden propagarse fácilmente y, en personas susceptibles, pueden ser muy problemáticos y recurrentes”, añadió.

Cabe señalar que cuando el médico habla de “contacto compartido”, hace referencia a la alta probabilidad de que la prenda que adquirimos haya sido probada por diferentes personas pese a ser “nueva”. 

Si bien no siempre ocurre, el roce constante de la tela con otros cuerpos puede ser un vehículo de transmisión de este tipo de afecciones dermatológicas. 

Por último, Latheef recomendó lavar la ropa nueva con agua caliente y jabón, y también aconsejó darle dos lavados a la ropa de cama y a las prendas oscuras antes de usarlas y evitar las telas que destiñen.