13 de marzo de 2015

TRANSPORTISTAS DEL AGUA DENUNCIA PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO

En una verdadera guerra del agua, es la que están viviendo cerca de 50 medianos y pequeños transportistas de Antofagasta, quienes denuncian que desde junio de 2013, has sufrido una progresiva baja de los metros cúbicos de agua, que ellos habitualmente solían cargar.   Transportistas del agua denunciaron graves problemas en la compra del elemento, […]

En una verdadera guerra del agua, es la que están viviendo cerca de 50 medianos y pequeños transportistas de Antofagasta, quienes denuncian que desde junio de 2013, has sufrido una progresiva baja de los metros cúbicos de agua, que ellos habitualmente solían cargar.  

Transportistas del agua denunciaron graves problemas en la compra del elemento, según los afectados, dicen que están frente a un monopolio de dos grandes empresas, las cuales acaparan el casi todo el líquido, donde incluso los camiones de mayor capacidad de almacenamiento, abarrotan la conocida Cachimba del agua. Esto ha traído como consecuencia, que lugares alejados como el Balneario Juan Lopez, el Huáscar o los campamentos, no puedan contar con agua. Desde Aguas Antofagasta, explicaron que existe una restricción por el aumento del consumo de los clientes regulados y que no están obligados a realizar estas ventas.

Juan Trujillo, vocero de los transportistas del agua indica que están haciendo todo lo posible para abastecer sus camiones y así a sus clientes «Según Aguas Antofagasta, el problema persistirá por un par de semanas más, puesto que se establecerá una cuota. Nosotros lo único que queremos es que la cuota sea equitativa y con esto esperamos que nuestros clientes se enteren que estamos haciendo todo lo posible para abastecernos».

Los transportistas, además acusan dos grandes empresas que acaparan casi toda el agua, a través de grandes camiones y que pernoctan en la cachimba del agua, para evitar que otros camiones de menor tonelaje, se les adelante.

Desde Aguas Antofagasta, explicaron que se reunieron con los afectados, para encontrar una solución. Pero explican que la venta de agua es un negocio no regulado y nace para atender demandas sociales junto con la municipalidad, como albergues, campamentos, hogares u otros.

Además, existe un punto comercial, pero es eventual y no es parte de la obligación realizar ventas, dado que por ley la empresa sanitaria debe asegurar el suministro de agua para los clientes regulados, donde además se realiza entrega de aguas diariamente, a los sectores mas alejados de la ciudad.

Finalmente explican que esta situación, es porque en época estival, hay un mayor consumo de agua por parte de los clientes regulados, sumado a que los comerciantes llenan mayor cantidad de aljibes para balnearios y que además han realizado nuevos contratos para la minería.