Logo FM Quiero
¡Más de lo que Quieres!
salud
redes sociales
Por

El fentanilo: "La Droga Zombie" que causa una gran mortalidad

​El fentanilo es un potente opioide sintético hasta 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina. Una dosis de solo 2 miligramos, se considera que es letal.

1 de noviembre de 2023

“El fentanilo es un opioide, un fármaco cuya estructura química es parecida a la morfina”, explica a EL PAÍS Valentín Islas, químico de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a propósito del fármaco protagonista de la epidemia de sobredosis que azota Estados Unidos, una serie de acusaciones entre México y China sobre el origen de su producción y una estrategia conjunta en la frontera norte para frenar su tráfico hacia Estados Unidos. Se trata de una droga sintética desarrollada en la década de los sesenta como una alternativa más potente y segura que la morfina, ampliamente utilizada durante procedimientos quirúrgicos mayores y como analgésico para tratar dolores intensos, tales como lesiones profundas, traumas y cuidados paliativos.

Efectos del fentanilo

El viaje del fentanilo en el cuerpo humano comienza inmediatamente después de su aplicación. Mientras su versión farmacéutica suele administrarse a través de inyecciones, pastillas, tabletas o parches transdérmicos por médicos con permisos especiales para recetarlo, el fentanilo ilegal se comercializa en polvo, pastillas, en forma líquida dentro de goteros o en gotas aplicadas sobre papel.

Como todos los opioides, el fentanilo se distribuye por el torrente sanguíneo y alcanza el sistema nervioso central en busca de su objetivo: los receptores opiáceos, elementos de las neuronas a los que se unen, ralentizando su actividad y disminuyendo las señales que transmiten el dolor. “Al interactuar con el receptor opiáceo, (el fentanilo) modula el dolor. Entre otras cosas, produce desentendimiento, sedación, aletargamiento y una sensación de bienestar”, asegura el experto. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés) también caracteriza a la euforia, felicidad extrema y confusión como efectos propios del fentanilo. Sin embargo, la misma potencia que supone una ventaja sobre otros opioides para su uso médico, se traduce en un riesgo mortal para los consumidores del mercado ilegal.

Diferencia entre el fentanilo farmacéutico y el fentanilo ilegal

El fentanilo es el gran protagonista de la crisis de opioides en Estados Unidos, un problema de salud pública sin precedentes que en 2021 provocó más de 107.000 decesos por abuso de sustancias, de acuerdo con cifras de los Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Islas, experto en química forense, es enfático al resaltar las diferencias entre el fentanilo farmacéutico y su fabricación como droga ilegal: mientras el fentanilo de uso médico se administra en dosis controladas con un alto margen de seguridad, el que circula en las calles se fabrica en laboratorios clandestinos, en ocasiones de manera artesanal.

“La dosis terapéutica de fentanilo es de 100 microgramos para producir el efecto analgésico deseado y para producir una depresión respiratoria se necesitan casi ocho veces esa cantidad”, explica. “El fentanilo farmacéutico mantiene un margen de seguridad muy amplio y ha pasado controles de calidad acreditados y certificados”. No así el que se vende en el mercado ilegal, del que se ignora tanto la dosis como las sustancias utilizadas durante su fabricación. Además, a partir de su popularización, el consumo de otros opioides reviste un riesgo extra: con la intención de potenciar sus efectos para maximizar ventas, el fentanilo se agrega a la heroína o cocaína, un factor que puede resultar decisivo para sufrir una sobredosis que ponga en riesgo la vida.

Cómo ocurre una sobredosis por fentanilo

La sensación de bienestar y euforia producida por el fentanilo puede cambiar drásticamente tras consumir una cantidad cercana a los dos miligramos, una dosis letal para la mayoría de las personas. Representada en campañas de prevención como una decena de granos de sal o la cantidad de polvo que cabe en la punta de un lápiz, se trata de un umbral que se traspasa fácilmente en el mercado ilegal, donde el fentanilo en forma de pastillas, polvo o combinado con otras drogas incluye dosis heterogéneas cuya concentración resulta imposible de calcular a simple vista.

Si las dosis terapéuticas de fentanilo farmacéutico modulan la respuesta al dolor y disminuyen la actividad de las células nerviosas, las dosis elevadas a un nivel tóxico provocan la interrupción de funciones motoras clave en el organismo, especialmente las involucradas en la respiración. “Estas neuronas ubicadas al nivel del encéfalo son las que controlan los movimientos respiratorios. Si el fentanilo ocupa todos los sectores de estas neuronas, disminuyen su actividad y todas las funciones motoras que controlan se deprimen”, explica Islas. “Eso significa que los movimientos respiratorios van disminuyendo, se van alentando”. De ahí que, lejos de las representaciones típicas de series y películas, los principales síntomas de una sobredosis se relacionen con una respiración débil, un estado similar a la somnolencia. Si la dosis letal de fentanilo sigue su curso sin intervención médica, “produce una depresión respiratoria, después sigue el paro cardíaco y finalmente, la muerte”.

Síntomas de sobredosis de fentanilo

De acuerdo con los CDC, los síntomas más comunes de una sobredosis por fentanilo son las pupilas contraídas y una respiración lenta o débil. También se pueden producir sonidos de atragantamiento o gorjeos a medida que disminuyen los signos de respiración. Además, una persona intoxicada podría quedarse dormida o perder el conocimiento, su piel suele sentirse fría, húmeda, pegajosa y lucir descolorida, especialmente los labios y uñas. Ante una situación similar, el organismo recomienda llamar a emergencias, administrar la naloxona y tratar de mantener a la persona que está sufriendo una sobredosis de costado y despierta. Ante la duda y gracias a sus nulos efectos secundarios, la agencia señala que “siempre es mejor usarla si cree que alguien tiene una sobredosis”

Naloxona: así funciona el antídoto contra las sobredosis de fentanilo

A pesar de su potencia, una intoxicación con fentanilo no siempre significa la muerte. La naloxona, un fármaco capaz de frenar los efectos de los opioides en el organismo en cuestión de minutos, se ha convertido en un salvavidas ante la epidemia de sobredosis sin precedentes que enfrenta Estados Unidos. “La naloxona es un antagonista, una sustancia que revierte los efectos del fentanilo. Se aplica intravenosamente o con un spray intranasal y llega rápidamente a la sangre y a las neuronas ubicadas en el encéfalo y va desplazando al fentanilo de los receptores opiáceos, provocando la recuperación de su actividad normal”, explica Islas.

A finales de marzo de 2023, la Administración de Alimentos y Medicinas de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó la venta libre de naloxona en un intento por reducir las muertes de sobredosis por fentanilo. Desde entonces, farmacias y tiendas de conveniencia comercializan el Narcan, un spray nasal fabricado por el laboratorio Emergent BioSolutions. Según las guías de los CDC, la naloxona puede restablecer en tres minutos la respiración normal de una persona si se administra a tiempo.





Temas Relacionados
ciencia
Noticias
salud
influenza
Regional
expulsion migrantes
Nacional
ciencia
Magazine
salud
Tendencias
garin
Quiero Deportes
Completo_italiano
Cultura
Hamás / Israel
Internacional