19 de septiembre de 2022

Groenlandia vuelve a ser golpeada por el cambio climático

Más de 12 mil millones de toneladas de agua se derritieron en 3 días. "El derretimiento no es normal, considerando los promedios climáticos de 30 a 40 años”.

El agua frente a la costa del noroeste de Groenlandia tiene una calma cristalina, pero los charcos que se acumulan en los icebergs de la región son una señal de que se está produciendo una transformación más arriba en la capa de hielo.

Varios días de clima inusualmente cálido en el norte de Groenlandia han provocado un rápido derretimiento de hielo, que se hace visible por los ríos de agua de deshielo que se precipitan hacia el océano. Las temperaturas han rondado los 15,6 grados centígrados, 10 grados más cálidas de lo normal para esta época del año, indicaron los científicos a CNN.

Sólo la cantidad de hielo que se derritió en Groenlandia entre el 15 y el 17 de julio (6 mil millones de toneladas de agua por día) sería suficiente para llenar 7,2 millones de piscinas olímpicas, según datos de Centro Nacional de Nieve y Hielo de Estados Unidos.

Dicho de otra manera, es suficiente para cubrir todo el estado de West Virginia con 30 centímetros de agua. “El derretimiento del norte la semana pasada no es normal, considerando los promedios climáticos de 30 a 40 años”, dijo Ted Scambos, científico investigador sénior del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de la Universidad de Colorado. “Pero el derretimiento ha ido en aumento, y este evento fue un peak en el derretimiento”.

Para los científicos, el calor ha sido alarmante para la capa de hielo. “Definitivamente, me preocupa. Ayer pudimos deambular usando camisetas, eso no era realmente lo esperado”, dijo Kutalmis Saylam, científica investigadora de la Universidad de Texas que actualmente se encuentra en Groenlandia”.

Derretimiento récord de hielo

Cada verano, a los científicos les preocupa que se repita el derretimiento récord que ocurrió en 2019, cuando 532 mil millones de toneladas de hielo fluyeron hacia el mar. Una fuente termal inesperada y una ola de calor en julio de ese año provocaron que casi toda la superficie de la capa de hielo se derritiera. Como resultado, el nivel global del mar aumentó permanentemente en 1,5 milímetros.

Groenlandia tiene suficiente hielo, que si se derritiera, elevaría el nivel del mar en 7,5 metros en todo el mundo.

Las últimas investigaciones apuntan a una situación cada vez más precaria en la isla más helada del hemisferio norte. Se han observado tasas de derretimiento “sin precedentes” en la parte inferior de la capa de hielo de Groenlandia, según un estudio publicado en febrero, causado por enormes cantidades de agua de deshielo que se filtra desde la superficie. Esta agua es particularmente preocupante porque puede desestabilizar la capa que se encuentra sobre ella y podría provocar una pérdida masiva y rápida de hielo.

En 2020, los científicos descubrieron que la capa de hielo de Groenlandia se había derretido más allá del punto de no retorno. Ningún esfuerzo para evitar el calentamiento global puede evitar que eventualmente se desintegre, explicaron investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. La tasa de derretimiento en los últimos años supera todo lo que Groenlandia ha experimentado en los últimos 12 mil años, encontró otro estudio, y es suficiente para causar un cambio medible en el campo gravitacional sobre Groenlandia.

En el campamento de investigación East Greenland Ice-core Project, o EastGRIP, en el noroeste de Groenlandia, el trabajo de los científicos para comprender el impacto del cambio climático se ve frustrado por el propio cambio climático. Aslak Grinsted, científico climático del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, le dijo a CNN que han estado tratando de conseguir vuelos al campamento para poder enviar los núcleos de hielo que han recolectado recientemente. Pero el calor está desestabilizando el lugar de aterrizaje.

“Las temperaturas que estamos viendo en este momento son simplemente demasiado altas para que aterricen los aviones equipados con esquís”, dijo Grinsted. “Así que almacenamos los núcleos de hielo en grandes cuevas artificiales que hemos hecho en la nieve para protegerla del calor del verano”.

Antes de que se produjera el cambio climático causado por el hombre, no se conocían temperaturas cercanas a los 0 grados centígrados. Pero desde la década de 1980, esta región se ha calentado alrededor de 10 grados centígrados por década, cuatro veces más rápido que el ritmo global, lo que hace que sea más probable que las temperaturas crucen el umbral de derretimiento.

Grinsted se refirió a las temperaturas en el sitio de investigación de EastGRIP como una “ola de calor” y señaló que el calentamiento global está elevando el mercurio con más frecuencia: “Sí, la posibilidad de que las temperaturas suban tanto está claramente relacionada con el calentamiento global”.


TEMAS