17 de julio de 2022

Descubren altos niveles de microplásticos en carne y productos lácteos

Ya son cientos de investigaciones las que han informado y retratado cómo la sobreproducción de plástico y su contaminación está provocando graves efectos en nuestros ecosistemas.

Científicos de los Países Bajos demuestran en su investigación cómo los desechos plásticos se mueven a través de la cadena alimentaria, agregando un impulso para comprender de mejor manera los potenciales efectos de este material en organismos vivos.

Desde estar presente en el fondo del océano, en la nieve de la Antártica y en el organismo de los peces, es el mar uno de sus más grandes afectados, ya que los desechos plásticos que allí llegan son degradados hasta un nivel micro.

Si bien se han encontrado piezas plásticas y microplástico en el torrente sanguíneo humano, investigadores de los Países Bajos -los mismos del último estudio- se han dedicado a estudiar la expansión de este material en la carne y productos lácteos derivados de animales de granjas.

Aplicando la tenía de espectrometría de masas, estudiaron:​

  • Gránulos de alimentación
  • Alimentos triturados
  • Sangre de vacas y cerdo
  • Leche de vaca
  • Productos cárnicos

El análisis reveló que el 80% de estas muestras contienen un alto porcentaje detectable de un tipo de plástico.

Los gránulos, alimentos triturados y la sangre de vaca y cerdo contenían un 100% de microplástico. Mientras que los productos lácteos poseían un 72% de cantidades detectables de plásticos, en cuanto a las muestras de carne tenían un 75%.

La coautora del estudio, Heather Leslie, manifestó que “este estudio debería ser un incentivo para explorar más a fondo el alcance total de la exposición y los riesgos asociados. Producir alimentos sin plástico para animales puede ser una forma de mejorar la exposición del ganado a las partículas de plástico”.

La investigación demuestra que los animales sí están expuestos a partículas de plástico en su hábitat y pueden absorber algunas de esas partículas.


TEMAS